miércoles, 24 de abril de 2013

Galletas Abizcochadas de Limón (Sin Huevo)

Pavarotti cantando "Nessun Dorma" (Nadie Duerma).
Nadie la canta con más sentimiento y perfección técnica que él.
Una absoluta maravilla.

Que soy una acérrima defensora de la cultura del "bonitismo", eso lo sabe todo el mundo. 
Adoro a Bree Van De Kamp y tengo a Martha Stewart en un pedestal. Me gusta su maravilloso postureo de señoras de los años 50, sus cabellos impolutos y su ropa recién planchada. Me gusta que reciban a sus invitados con una sonrisa en los labios y una bandeja de pasteles. Me gusta que vivan una vida en donde siempre luce el sol ( incluso cuando llueve) y que su existencia sea una continua primavera. 
Pero por suerte, nuestras vidas son un poco más interesantes que todo eso. Por suerte, metemos la pata, contamos chistes sin gracia, nos preocupamos por tonterías y perdemos cosas todo el rato. Pero también miramos a la vida de frente, queremos a los nuestros, sabemos que detrás de un día malo, habrá uno bueno y sobre todo, y por encima de todas las cosas, confíamos en que las galletas nos harán sentir como en casa.

Galletas Abizcochadas de Limón (Sin huevo)

Ingredientes y preparación.

 

-Rallamos la cáscara de uno o dos limones (según tamaño)
-Y la mezclamos perfectamente con 125gr de Azúcar Glass.
-Incorporamos 150 gr de mantequilla ablandada.
-Humedecemos esta mezcla con el Zumo de los limones que hayamos utilizado. (Si es uno, pues uno y si son dos, pues dos)
-Añadimos un tapón de Vainilla (Vainhé)

Y seguimos mezclando hasta adquirir una masa húmeda un poco parecida a una buttercream. (Unos 5 minutos, más o menos)
-Ahora mezclamos en un bol:
  • 100 gr de Harina Integral (Yo utilicé harina de espelta)
  • 125 gr de Harina Blanca
  • 2 cucharadas de Maizena.
  • Una pizquita de Sal.
-Y añadimos las harinas a la mezcla de la mantequilla.

¡A la nevera!

Ahora viene lo más complicado. No, es broma. Es muy fácil.
-Coge un trozo grande de Film.
-Ponlo estirado encima de la mesa de trabajo.
-En el centro coloca la masa que acabamos de hacer y la envolvemos en el film haciendo un rulo un poco gordito (Si no, las galletas nos quedarán muy pequeñitas)
-Metemos el rulo en la nevera durante una hora hasta que esté firme.

Y ahora al horno...

-Precalentamos el horno a 180º y sacamos el rulo de galleta de la nevera.
-Ponemos papel de horno en una de las bandejas.
-Abrimos el film y ponemos el rulo sobre la tabla de cortar.
-Nos armamos con un cuchillo grande y cortamos rodajas de masa un poco gorditas (como en la foto)
-Vamos poniendo las rodajas en la bandeja y la metemos al horno durante 13-14 minutos.
-Las dejamos enfríar en una rejilla.

Y por último:

Recubrimos las galletas con Azúcar Glass por ambas caras y las dejamos enfriar completamente.

Son suaves, esponjosas, delicadas y ¡realmente saben a limón!

viernes, 19 de abril de 2013

Cheesecake de Azúcar Moreno y Vainilla (Durmiente)





"How much is that doggie in the window?" Patti Page

Hoy, que el frío ha vuelto tras el breve espejismo primaveral que nos lanzó a todos a la calle en, como decía mi padre, Asturias: la Irlanda del Sur, me ha parecido un día tan bueno como otro cualquiera para sentarme comodamente en mi sillón y ponerme a aporrear las teclas para contaros algo que me tiene ciertamentente inquieta: ¿Los perros sacan lo mejor de uno, o me lo parece a mi?. No. Realmente lo hacen. Y es que Mel, que es más bonita que ninguna y más mezcla de Setter y Gordon que nadie, ha conseguido lo imposible: que los niños dejasen esa ancestral lucha conmigo por la tele y se lanzasen como dos oseznos al jardín para jugar con la cachorra.
Y es que desde que tenemos a la perrita, me he dado cuenta de que puedo cocinar mucho más. Con la cabeza libre de "mamá-mamá-mamá" cada treinta segundos, puedo remangarme y ponerme en la cocina a experimentar, probar y disfrutar un poco del sonido de la batidora y el calorcito que sale del horno, aunque he de decir que para esta tarta, los dos pequeños se han venido conmigo a la cocina y han propuesto estas dos variaciones que hacen de esta tarta algo realmente especial: Azúcar moreno y cuajada.

Cheescake de Azúcar Moreno y Vainilla (Durmiente)

¿Por qué durmiente? Pues porque esta es una tarta que debe dormir en el horno para saborearla al día siguiente. Así que no os olvidéis de hacerla por la noche, antes o después de cenar. Sólo tardaréis diez o quince minutos en la preparación, más 45 min en el horno.
Así de fácil lo ponemos hoy.

Ingredientes, preparación y toodooo lo demás.

1º: Horno a 200º

2º: Hacemos la base de la siguiente manera:
-Trituramos un rulo de galletas (A mí, me gustan mucho las tipo Napolitana)
- Derretimos 90 gr de mantequilla y lo mezclamos con las galletas hasta conseguir una textura parecida a la arena.
Yo no le puse azúcar y me gustó más porque ayuda a que no sea empalagosa, sin embargo, si te gusta más dulce puedes ver otra versión de esta base AQUÍ
Extendemos la masa de las galletas en un molde de unos 22 cm y aplanamos con una cuchara.
Reservamos en la nevera.

3º: Nos hacemos con una batidora y un recipiente en donde poder ir mezclando los ingredientes de la crema de queso en el orden siguiente:

-400 gr de queso tipo Philadelphia
-2 tarrinas de cuajada lista para consumir.
-170 gr de azúcar moreno 
-50 gr de azúcar blanco
-1 tapón de vainilla
-3 huevos (De uno en uno)
-2 cucharadas soperas de harina.

Sacamos el molde en donde habíamos colocado la masa y vertemos la crema por encima. Le damos un par de sacudidas para sacar el aire y...

4º: ¡Al horno!
- Metemos el molde en el horno a 200º. Lo dejamos a esa temperatura unos15 minutos y en ese momento bajamos el horno a 130º, dejando la tarta así durante unos 30 min tras los cuales y ¡¡¡sin abrir el horno!!!, tendremos que apagarlo y olvidarnos de todo hasta la mañana siguiente.

5º: La mañana siguiente:
¡Tachán! Abrimos el horno y, como por arte de magia, nos encontramos un suculento pastel de queso suave, cremoso y dorado con una cierta textura que recuerda al flan y que estoy segura que os hará empezar el día con una sonrisa.
Nota: Si sobra, hay que guardarlo tapado en la nevera.


jueves, 4 de abril de 2013

Tarta Rápida de Frambuesas, Pera, Manzana y Mascarpone.

Shaina Twain: "You are still the one".

Yo creo que el Country me gusta por lo "artesanal" que resulta. Puedes liarte con multitud de instrumentos, ponerle florituras o hacer duetos con Heavies pero al final, la melodía y la composición son sencillas, son de casa, huelen a pastel de frambuesas. 

Llevo en Asturias dos meses y ya me he cansado de ver llover, así que hoy, si nada lo impide, voy a salir a dar un paseo con Mel (Nuestra Setter). Tengo botas, un chubasquero y un paraguas muy molón que ha estado tres años en un paraguero en Madrid deseando que lo saque de casa y mojarse. Y yo también. Porque al final, me doy cuenta de que me he hecho perezosa para la lluvia...cómoda... ¡Y me niego! Hoy me rebelo. Y me voy a caminar bajo la lluvia. Y a ver a mis vecinos que hace mil años que no me acerco a saludar y les voy a llevar un trozo de esta tarta. Bien tapadita para que no se moje. 

Tarta Rápida de Frambuesa, pera, manzana y por encima... ¡Falso Crumble de Mascarpone!

Ingredientes y elaboración:

1) Base de la tarta:

La base para esta tarta puede ser tanto de  Masa Quebrada a Ojo de Buen Cubero  o de hojaldre.
En mi caso el hojaldre suelo comprarlo porque, sinceramente, no me da ni el tiempo ni la espalda para elaborarlo yo misma. Eso sí, reconozco que el hojaldre preparado en casa no tiene ni punto de comparación a lo que nos venden, aunque como en todo, hay marcas y marcas. A mi me gusta mucho la de La Cocinera, porque sube bien y es fácil de manejar. En cambio  no puedo con las congeladas de Hacendado. Se rompen al abrirlas (por muy descongelada que esté) y además, un detalle, ¡son rectangulares!. Lo siento, yo las necesito redondas. Sobre todo, si no quiero andar recorte tras recorte, tratando de darle la forma necesaria para mi molde.


Escojamos lo que escojamos, preparamos la masa y la ponemos en un molde de tarta  (El mío es este grande de IKEA con el fondo desmontable).




 2) Relleno (Muy fácil)

Pelamos y cortamos en trozos pequeños:
-1 Manzana
-1 Pera
Lo ponemos en un bol mediano. Ahora añadimos
-1 Tarrina de Frambuesas.
- 200-250 gr de Azúcar Blanca (Según el gusto)
-2 Cucharadas de Maizena
-1 Cucharadita de Jengibre
-1 Cucharadita de Canela
-1 Cucharadita de Clavo (Opcional)

Y mezclamos todo con una cuchara de madera. Lo tapamos con un paño o con un film y lo dejamos reposar 15 minutos.

Mientras tanto vamos preparando el Crumble:

3) Falso Crumble de Mascarpone

Este falso Crumble nace de un día de prisas en el que no tenía tiempo de desmenuzar la mantequilla con la harina y el azúcar y la metí en el microondas para ablandarla. Evidentemente, no es un Crumble porque no queda crujiente al hornearse, pero cumple con su cometido y sobre todo con el sabor.

En un bol  ponemos 125 gr de mantequilla y la calentamos en el microondas lentamente hasta que esté casi derretida. La sacamos, la dejamos reposar un par de minutos y vamos añadiendo y mezclando cada ingrediente:

-1 tarrina de Mascarpone
-125 gr de azúcar+ 1 cucharada para espolvorear
-125 gr de harina

El resultado será una pasta que no llega a ser masa, pero tampoco es líquida.

4) Montaje de la tarta

Ponemos el relleno en la masa que ya estaba previamente extendida en el molde y por encima, vamos colocando, con un par de  cucharas, porciones del Falso Crumble hasta terminarlo. No importa que no quede completamente cubierto.

5) Horneado

Horneamos con el horno precalentado a 180º durante unos 35-40 minutos o hasta que veais que el relleno burbujea en su interior y la superficie está dorada.
Lo sacamos, espolvoreamos por la superficie la cucharada de azúcar que habíamos reservado y lo dejamos enfriar en el molde.
Se puede comer templada.

 A mi, como más me gusta esta tarta es un poco calentita y con una bola de helado de vainilla...



Se ha producido un error en este gadget.