jueves, 19 de abril de 2012

Comiendo (Tarta de platano, piña y nueces con Mascarpone) bajo la lluvia.

 ATENCIÓN: Mientras lees, puedes escuchar 10 minutos de lluvia y tormenta en este vídeo. Relajante 100%.

Me encanta la lluvia. Me levanto por la mañana y se si va a llover con sólo mirar el cielo. Los esquimales nombran de varias maneras a los diferentes tipos de nieve, y así hacemos también los asturianos con la lluvia. Pero sólo porque para nosotros es importante y una constante en nuestra vida. La hay fina; intermitente; de la que te cala sin que te des cuenta; de la que te traspasa el abrigo y de la que huyen hasta los perros... Sin embargo, para los madrileños sólo existe un tipo de lluvia a la que denominan: CAOS.
Y todo el que haya vivido en Madrid un invierno, sabe lo qué se va a encontrar en la calle en un día de estos en los que cae agua del cielo: Cuatro millones de personas tomándose la lluvia con muy poca naturalidad.
¡ Mejor no  salgas si puedes evitarlo! Así que si eres una/o de esos afortunados y puedes quedarte en casa, te propongo el siguiente plan: Un estupendo Hummingbird Cake cubierto con una exquisita cobertura de Mascarpone y tres pisos de auténtica delicia.


HUMMINGBIRD CAKE (Paula Deen)
Nota: Este bizcocho se puede hacer sin batidora, simplemente mezclando con una cuchara grande los ingredientes. 

Para el bizcocho:

 -375 gr de harina con levadura (Bizcochona)
-350 gr de azúcar blanco
-90 gr de azúcar moreno
-180 ml de aceite
-75 gr de nueces picadas
-2 plátanos muy maduros (Negros) aplastados con un tenedor.
-1 lata de 250 gr de Piña al Natural (Troceadas) con su líquido.
-1 tapón de Vainilla (Vahiné)
-1 cucharadita de canela en polvo
- 4 huevos batidos.
Mezclamos todos los ingredientes en el orden dado, prestando especial atención a las indicaciones sobre cómo deben de utilizarse las frutas en esta receta.
Dividimos la masa en tres y vertimos una de las porciones en un molde de 25 cm, reservando las otras dos. Lo metemos en el horno a 180º durante unos 20 min o hasta que el cuchillo salga limpio. Lo desmoldamos y procedemos de la misma manera con las dos porciones restantes. De esta manera, obtendremos 3 bizcochos que nos servirán para las tres capas de la tarta.


Crema de Mascarpone:
-350 gr de Mascarpone
-200 gr de mantequilla en pomada
- 1 tapón de vainilla 
-1 cucharada de leche
-400 gr de azúcar glass (Esta cantidad puede variar dependiendo de si lo queremos más o menos dulce, y más o menos compacto) 

Para esta crema, sería conveniente utilizar una batidora de varillas, aunque también se podría hacer a mano ya que el queso es mucho más maleable que la mantequilla y resultaría más fácil.

Mezclamos el queso y la mantequilla hasta que quede una masa homogénea. Le añadimos los líquidos y vamos mezclando con el azúcar poco a poco hasta que tenga la textura deseada. 
Ponemos el primer bizcocho en la base y extendemos parte de la crema de Mascarpone hasta que quede una generosa cantidad tapando la superficie, tapamos con el segundo bizcocho  y   repetimos la operación. Tapamos con el último y metemos en la nevera durante media hora para que se afirme el relleno. Una vez pasado ese tiempo, cubrimos toda la tarta con la crema restante y espolvoreamos con confeti comestible.

Otra NOTA: Si os parece una tarta muy grande, podéis hornear solamente dos capas y guardar la masa de la tercera en un tupper y congelarla. De esa manera, tendréis un estupendo bizcocho express para esos días en los que no tienes tiempo de cocinar, simplemente descongelándola y horneándola como las anteriores. 

¡Os deseo un Felíz Día de Lluvia !

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Es genial, ¿a qué sí? El repiqueteo, el olor... ¡Gracias!Me hace mucha ilusión que también te guste la lluvia... ¡no suele ser muy popular!

      Eliminar

Se ha producido un error en este gadget.