lunes, 17 de noviembre de 2014

Tarta de Frutas de Otoño

99 Red Ballons by Nena.
Paz, amor y holocausto nuclear directamente desde los 80. 

No sé si sabéis que mi ocupación principal, la que me da de comer, es ser guionista. Bueno, no sé si soy o trabajo de, porque he de reconocer que no voy con una libreta  tomando cafés por los malasañas del mundo , apuntando ideas geniales para textos maravillosos, mientras me aparto el flequillo y con un gesto descuidado, me recoloco las gafas de pasta rojas. En realidad  paso  muchas horas ante el  ordenador, escribiendo las ideas de alguien y eso sí, participando en alguna que otra reunión divertida.  ¿Y esto que tiene que ver con la receta? Más bien nada, para que negarlo, pero es que llevo toda la semana pensando en el anuncio de la Lotería y en la polémica -Vedla aquí- de, como yo los llamo "UN SISALE".
Os pongo en antencedentes: los anuncios se presentan, a veces, a concurso y para intentar ganarlo se lleva una maqueta, que es una especie de borrador del anuncio,  y este borrador hay que grabarlo con un equipo técnico y artístico. Bien, como nadie sabe si va a salir (De ahí el "SISALE"), pues los de la agencia/productora deciden que no te van a pagar, pero todos entendemos que si sale el "sisale", evidentemente contarán con el equipo que les llevó a ganar. Pues sí, o no. Como no te pagan, no te hacen contrato y como no tienen contrato, luego hacen lo que les da la gana.
Esto ocurre también en el mundo del guión: Hazme un piloto a ver si sale. Un tratamiento a ver si sale. Y todos los "sisale" que se os ocurran. Ahora bien, ¿os imagináis esto en otros ámbitos de la vida?.

-¿Me das un kilo de mantequilla, unas manzanas, un kilo de azúcar y una docena de huevos? Es que voy a hacer una tarta para mi jefe, a ver si le gusta y me la compra (Ese es el SISALE)
-Aquí tiene. Son 7 €.
-No. No me has entendido. A mí todavía no me han comprado nada. Yo le llevo la tarta, y si le gusta y me la compra, pues todos contentos.
-¿Pero yo qué gano en todo esto?
-¿Cómo se puede ser tan insolidario?. Si no arrimamos  el hombro, de esta crisis no salimos.(Este es el LLORO)
-¿Y si no la compran qué pasa conmigo?
-Hombre, ¿pues qué va a pasar? No te voy a venir a pagar encima.
-¿Pero usted se compromete a comprar aquí cuando tenga que hacer otras tartas que sí le paguen?
-Preguntar eso está muy feo. Igual me enfado y ya no vengo por aquí nunca. Y además le digo a mis amigos que tampoco vengan, que en este mundillo nos conocemos todos.(Este es el MIEDO)
-Claro, claro. Tome la compra. Muchas gracias.
-Ah, ¿qué no me la llevas a casa?...Vaya mierda de servicio.

Pues eso, amigos, pues eso. Disfrutad de la receta, que esta sí que sale. (No he podido evitarlo. Jeje.)

Tarta de Frutas de Otoño

 Ingredientes y desarrollo.

1. Masa de Hojaldre Rápido


Mantequilla 250 gr
Harina 250 gr
Sal 1 cucharadita
Agua 110 ml

 Para esta masa necesitamos que la mantequilla esté fría. 

Mezclamos la mantequilla, la sal y el agua hasta que estén prácticamente integrados. Si tenemos amasadora, utilizaremos el gancho, si no, lo haremos con la mano. Una vez obtenida esta masa, añadiremos de una vez toda la harina y amasaremos, bien con la amasadora, bien con las manos hasta conseguir una masa homogénea un tanto pegajosa.
Llegados a este punto la volcaremos sobre la mesa previamente espolvoreada de harina y procederemos a estirar la masa con un rodillo haciendo un rectángulo lo más preciso que podamos.
Ahora doblaremos el rectángulo en tres: El primer doblez sobre el segundo y ambos sobre el tercero. Una vez conseguido esto, doblaremos la masa como si fuera un libro y estiraremos de nuevo. Repetimos la operación cinco veces más.
Reservamos la masa en la nevera dentro de un tupper cerrado.

 

1.B. Masa de Hojaldre ULTRARÁPIDO  

Compramos dos láminas de hojaldre en nuestro supermercado habitual.

2. Relleno

Para esta tarta  mi propuesta es la siguiente: Pelar y cortar en trocitos los siguientes ingredientes:


2 Manzanas dulces
1 lata pequeña de melocotones en almibar
2 Peras
2 cucharadas de nueces
1 cucharada de avellanas

 Reservar.

Y ahora mezclar en un bol grande:

2 cucharadas de azúcar moreno
2 cucharadas de maicena
1 cucharadita de canela
4 cucharadas de zumo de naranja.



Ahora añadimos las frutas a la mezcla de la maicena y la dejamos reposar mientras ponemos la mitad de nuestra masa de hojaldre en un molde para tartas de esos que se desmonta la base y son bajitos. No los de bizcocho que se desmolda el anillo. 

Vertemos el relleno en la base y espolvoreamos con un poco de azúcar blanco

Cortamos la otra mitad de la masa estirada en tiras y las vamos colocando en forma de reja o si queremos entera y con unos cortes en el centro para que no rompa con el calor. 

Sellamos el borde con la tapa y pintamos con huevo y espolvoreamos de nuevo con azúcar blanco o moreno. 

Metemos en el horno durante 30/40 min a 180º.

¡Qué la disfrutéis!

martes, 4 de noviembre de 2014

Caracolas de Cardamomo, Pasas y Azúcar Moreno

Que los tiempos cambian, eso es algo que Bob Dylan sabía bien..

Hoy os traigo por un lado, una receta estupenda y por otro un frío que pela. ¿Pero qué es esto? Yo creía que este año nos habíamos saltado el invierno. Que íbamos a ir directamente a la primavera y de ahí vuelta al verano. Pero no. Se ve que el invierno llega pase lo que pase, como las multas de tráfico y las malas operaciones de estética.
¡ Pues qué queréis que os diga! A mí me parece una canallada. Yo, que he cuidado el verano como si fuera un novio: que no me he puesto medias hasta ayer, que la semana pasada estuve en la playa y me mojé los pies, que me senté al sol y paseé sin chaqueta a las 7 de la tarde. 
Vamos, todo lo que se hace por un novio de esos que viven en Oslo pero que has conocido en tu pueblo y que cada día que pasa más allá del 31 de agosto sabes que al final el billete de avión se lo vas a tener que comprar tú, porque nada es gratis y mucho menos el amor de un nórdico o de un verano tardío. 

Reflexiones y suspiros de añoranza aparte, aquí está la receta de hoy.

Caracolas de Cardamomo, Pasas y Azúcar Moreno




 Ingredientes y desarrollo 

 Masa

Por un lado, mezclamos:
-310 ml de leche de soja (o de leche de vaca, pero a mí me gusta el toque dulce de la soja) y
 -60 gr de mantequilla derretida

Y por otro:
-80 ml de agua templada 
-25 gr de levadura de panadería (Los bloques de levadura)

Y por otro lado todos estos ingredientes:
-1 kg de harina blanca
-80 gr de azúcar moreno
-1 cucharadita de sal
-1 cucharadita de semillas de Cardamomo. (Abres la cápsula que los envuelve y dentro tiene unas pequeñas semilas negras. Eso será lo que utilicemos)

Luego haces un volcán con los ingredientes secos y en el centro vas añadiendo las dos mezclas anteriores. Con todo esto haces una masa que dejarás reposar en un lugar cálido (A mí me va muy bien dentro de una bolsa de congelar grande de IKEA, bien cerrada) durante una hora o hasta que doble su tamaño.
 
Esto que ves aquí son semillas de Cardamomo. Ultimamente se han hecho muy famosas por los Gin Tonic de diseño, así que podrás encontrarlas en cualquier gran superficie. 

 Relleno

 Derretimos:
-2 cucharadas de mantequilla 
Que mezclaremos con:
-2 cucharadas de Sirope de Arce (El de las tortitas. Sí... ¡Ñam!)
Reservamos y mezclamos a parte:
-100 gr de azúcar moreno  
- 2 cucharadas de ralladura de naranja
-120 gr de pasas.

Montaje

Cogemos la masa ya levada y la estiramos sobre una superfice enharinada formando un rectángulo de unos 30 cm x 45cm . La pincelamos con la mezcla de la mantequilla y el sirope y añadimos por encima el resto de ingredientes del relleno. 
Enrollamos la masa con cuidado desde el lado más largo y dejamos el final debajo del rollo.
Cortamos rodajas de masa y las ponemos sobre la bandeja (con papel de horno, claro) con un poco de separación entre una y otra, echadas sobre un costado.
Pintamos las caracolas con leche de soja o de vaca y dejamos levar, tapadas, unos 30 min más.
Precalentamos el horno a 180º y las metemos durante unos 25/30 min. 
Dejamos enfriar en una rejilla.

NOTA: Salen muchas, así que yo os propongo que congeléis la mitad de las caracolas sin hornear y así las tenéis listas para cualquier momento. Sólo tenéis que hornearlas con la misma temperatura y durante 40 min sin descongelar.

 

lunes, 10 de marzo de 2014

Pan de Molde de Escanda, Zanahorias y Calabacín ("De Hoy No Pasa" 19/03/14)

Marisa Monte "Alta Noite". 
Porque para hacer pan necesitamos tranquilidad y buenas maneras... y si son en brasileño, mucho mejor.

Hoy me he levantado con un dolor fuerte en la muñeca derecha. Al principio pensé que era de una mala postura, que se me pasaría al cabo de un ratito, pero no. El caso es que me miré la muñeca y me di cuenta de que tenía un moretón gigantesco en la parte interna del brazo. ¿Cómo me he hecho esto? ¿Y por qué no me acuerdo? Supongo que os ha pasado esto alguna vez. Te das un golpe, te quejas un momento y sigues con tu ajetreada vida. Y es que no tenemos ni un segundo para nada que no sea seguir, seguir, seguir...
Pensad si no en los anuncios de antigripales, vitaminas: "Que nada te pare" suele ser el  claim del producto. El famoso claim es la frase que resume la principal característica del producto y con lo que se pretende que el consumidor se quede. ¿Y por qué os cuento esto? Porque la frase identificativa de un medicamento, no es: "Para que te sientas mejor", ni " para que te cures pronto", si no para que puedas seguir (Otra vez ¡seguir!) con tu vida, con tus miles de obligaciones y que no pares tu ritmo de vida ni por una enfermedad, ni por una pena, ni por nada en el mundo, no vaya a ser que te quedes un día en la cama y  todo se derrumbe a tu alrededor. Me parece francamente injusto y cansado... o cansino...
Hoy os propongo todo lo contrario. Parad el mundo, bajaos un minuto y poneos a hacer pan. Porque si el pan tuviera un claim seguro que sería: "Respira, amasa, piensa, amasa, disfruta, amasa, se feliz"


Pan de Molde de Escanda, Calabacín y Zanahorias.

Ingredientes y elaboración.:

Primero preparamos las verduras. Pelamos y rallamos por separado:

-1 Calabacín
-2 Zanahorias.

Reservamos la zanahoria y colocamos el calabacín rallado con 1/2 cucharita de sal en un colador para que vaya soltando el jugo.

Ahora vamos a prepar la levadura. Como es un bloque de levadura fresca, necesitamos que el agua esté tibia para ayudar a la activación de los microorganismos, así que mezclamos:

-25gr de levadura fresca
-340 ml de agua tibia

Y la dejamos reposar unos 10 min hasta que esté burbujeante.

Mientras tanto, en un bol grande, mezclamos:

-360 gr de harina de Espelta o Escanda 
-340 gr de harina Blanca de Fuerza

De esta mezcla sacamos un par de cucharadas a un cuenco y le añadimos:

-1 cucharada y media de sal. 

Contando con que ya han pasado diez minutos y la levadura está ya activa, le añadimos las harinas y amasamos un poco dentro del bol hasta que tengamos una masa un tanto pegajosa. En este momento incorporamos las verduras y el cuenco de la sal y seguimos amasando.

1er Levado. 

Después de amasar unos cinco minutos, nos encontraremos con una masa bastante manejable y de aspecto un tanto rústico. Hacemos una bola y la dejamos reposar en un bol grande y sin restos de masa al que habremos pincelado con aceite para evitar que se nos pegue. Cerramos el bol con un film, y lo dejamos en un lugar cálido durante una hora o hasta que doble su volumen. 

2º Levado

Sacamos la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y le quitamos volumen aplastándola con el puño. Amasamos otro poco y estiramos con un rodillo hasta tener una masa como las tres cuartas partes de la bandeja del horno más o menos.
Enrollamos la masa sobre si misma sin apretar y la colocamos en el molde alargado.
Así.

La tapamos y la dejamos subir otra hora más.

Precalentamos el horno a 200º .

Horneado

Lo dejamos en el horno unos 40 min.
Si vemos que se nos dora demasiado, podemos taparlo con papel Albal o poner la bandeja del horno en la parte superior.


¿Cómo sabemos que ya está?

Porque si al sacarlo lo golpeamos con los nudillos en la parte inferior y suena a hueco, entonces es que está. Si no, habrá que meterlo otro poco.

Dejamos enfriar y cortamos rebanadas. Os encontraréis con un pan suave y jugoso que sirve tanto para dulce como para salado. 
¡Feliz día tranquilo!

jueves, 13 de febrero de 2014

Volcán de Chocolate ("De Hoy No Pasa" TPA 12/02/14)

"Happy Hour" de los, otra vez, ingleses y ochenteros Housemartins.
De cuando en los vídeos había que contar una historia relacionada con la letra y además, salían muñecos de plastilina. ¡Vivan los 80!

Lo bueno de ver el telediario es que aprendes palabras que antes desconocías. Mi palabra del mes es, como no, CICLOGÉNESIS y me pregunto si se podrá aplicar a otras situaciones distintas de la relacionada con el fenómeno atmosférico. Os pondré un ejemplo:
-¿Qué tal estás?
- Este ordenador se me ha colgado tres veces y acabo de perder el trabajo de toda la mañana. 
- ¡Vaya! Estarás muy enfadada.
- No. Estoy Ciclogenésica. (A punto de explotar, de dejar que mi ira se lleve a todos y a todo por delante, y de no parar hasta haber tirado un árbol, por lo menos.)

Me gusta. Voy a empezar a usarlo. 

En fin... Vamos a la receta, que se acerca San Valentín y algo habrá que hacer (¡Si es que encima cae en viernes!)

Volcán de Chocolate

Os confesaré algo: Nunca me había apetecido hacer esta receta porque siempre había sospechado que me sabría a harina como si estuviera besando a un panadero, pero por otra parte... reconocía que era espectacular y me atraía el hecho de que se comiera calentita, así que cuando me encontré con la receta de Jordi Roca del Celler de Can Roca pensé: "Ahora ya no tengo excusa ninguna. Si Jordi Roca lo hace, es porque está de muerte".¡Y efectivamente! ¡Qué rico está esto!. Su receta lleva muchos más huevos, yemas y toda la pesca. Lo cual es muy lógico, porque la cantidad de harina es mínima, no lleva levadura y la estructura se tiene que sustentar en el batido de los huevos, pero yo no quería volver a congelar claras (Tengo unas 12 en mi congelador) así que sustituí dos yemas por un huevo completo y aumenté la cantidad de mantequilla para compensar. También le añadí azúcar porque no pensaba servirlo con helado si no con fresas y me pareció que podría resultar un tanto falto de dulzor por el contraste.
Este es el resultado.

Ingredientes y elaboración.

Yo os aconsejo que cojáis vuestra batidora más potente y dejéis que ella sea la que haga todo el trabajo duro.

Seguimos los siguientes pasos para preparar los ingredientes

-Derretimos en  un bol 125 gr de chocolate para postres y reservamos.
-Ablandamos 90 gr de mantequilla en otro bol y mezclamos con el chocolate. Reservamos para que pierda un poco de temperatura.
-Blanqueamos(*) 4 huevos con 70 gr de azúcar blanca en un bol grande y reservamos.
-Y por último, mezclamos 60 gr de harina, 15 gr de cacao en polvo (Del de Valor), una pizca de sal y 1/2 cucharadita de cardamomo molido  y reservamos también.

Y ahora creamos la masa:

-En el bol de la mezcla de los huevos y el azúcar, añadimos la mantequilla y el chocolate sin dejar de remover hasta que esté completamente mezclado.
-Añadimos la mezcla de la harina con una espátula e incorporamos a la masa con movimientos envolventes hasta que esté perfectamente integrado.

Moldes

Yo utilicé los moldes desechables de aluminio, pincelados con mantequilla y espolvoreados con cacao para que no se pegasen. Si no tenemos cacao, no es aconsejable poner harina porque nos quedaría manchado, así que una buena solución podría ser forrar el molde con papel de horno. 
Llenamos las 3/4 partes del molde con la mezcla ayudándonos de una cuchara de helado.

Congelador

Tapamos los moldes con papel de alumnio y los metemos en el congelador hasta que estén completamente congelados. Yo los pongo de un día para otro.

Horno

Precalentamos el horno a  180º y horneamos los moldes recién sacados del congelador durante 11-12 minutos.
Sacamos y desmoldamos encima del plato de servir con muchísimo cuidado para que no se rompan.
No ponemos ningún tipo de decoración encima del volcán porque se rompería irremediablemente.


Servimos calentitos.

¡Feliz San Valentín!





(*)Blanquear es batir los huevos con el azúcar hasta que adquieran la textura gruesa y suave, como una crema. 4 o 5 minutos a toda potencia.

jueves, 6 de febrero de 2014

Pan de Monos (De Hoy No Pasa 05/02/14)

"Movin´Out" del ínclito Billy Joel

Hoy puedo decir, sin ningún género de dudas que un perro es el peor enfermo que hay. Y es que llevo dos semanas intentando que a Mel se le cure una herida bastante fea que tiene en la pata, pero no hay manera. Se quita los vendajes, los puntos, encuentra la manera de golpearla con la pantalla tamaño San Bernardo que le hemos puesto o se rasca la herida contra la pared. Ella no sabe que si se estuviera quieta y no se anduviera en ella, haría días que se le habría curado. Pero a la pobre le ocurre como a nosotros. No se da cuenta de que lo único que hay que hacer en ciertas ocasiones, es quedarte tranquilo y dejar que pase.

Pan de Monos

Esta receta tiene dos cosas que me gustan mucho: una es que su nombre es gracioso, y dos, que se puede comer con los dedos. 
Para que os hagáis una idea, su sabor está entre un pan dulce y un rollo de canela. ¡Exiquisito!

Desarrollo, ingredientes y tooodooo lo demás.

 Paso 1: Primer Levado

Empezamos mezclando
Azúcar moreno y mantequilla derretida

-300 gr de Harina Blanca
-350 gr de Harina Integral o de Espelta
-1 sobrecito de Levadura de Panadería en polvo.
-65 gr de azúcar moreno.

Y por otro lado mezclamos:
-300 ml de leche
-75 gr de mantequilla derretida
-1 cucharadita de sal

Ahora hacemos un hueco en la harina y volcamos la mezcla de la leche y añadimos 1 Huevo para ayudarnos en la estructura y aportarle algo más de color. 
Con una cuchara mezclamos hasta que estén todos los ingredientes incorporados y empiece a parecerse a una masa como de empanada. 

¿Veis los agujeritos que forman las burbujas de anhidrido carbónico en el interior de la masa?

En este momento la volcamos sobre una superficie enharinada y amasamos hasta que pierda humedad y ya no se pegue a los dedos. Aproximadamente 4 ó 5 minutos. 
Hacemos una bola y la colocamos en un bol grande pincelado de aceite. 
Tapamos el bol con un film y  lo dejamos reposar durante un par de horas hasta que doble su tamaño.

Una vez que ya haya leudado, la colocamos de nuevo en la mesa espolvoreada de harina y la trabajamos para que deshinche un poco y así preparla para la siguiente manipulación.

Paso 2: Bolitas y segundo levado.
Segundo Levado
Estiramos un poco la masa con el rodillo y cortamos en pequeños cuadraditos con un cuchillo.
De cada cuadradito formaremos una bola con las manos que reservaremos en un plato.

En este momento, es hora de hacer la cobertura:

Para ello, mezclamos en un bol
-200 gr de azúcar moreno
-2 cucharaditas de canela

Y en otro bol derretimos
-100 gr de mantequilla.

Colocamos los boles en la mesa, nos sentamos cómodamente, cogemos una de las bolitas de masa, la bañamos primero en mantequilla, luego la embadurnamos con la mezcla de azúcar y canela hasta que esté cubierta del todo y por último la colocamos cuidadosamente en el molde de corona.(/*)
¿Bien? ¿Fácil? Pues ahora lo mismo con el reeeestoooo de bolitas.

Una vez que terminemos con las bolitas, tapamos de nuevo el molde y lo dejamos reposar 1/2 hora.

Paso 3: Horno, siempre el horno...

 Precalentamos el horno a 180º y horneamos durante 40 min aproximadamente. A partir del minuto 35 a mi me gusta pinchar con un cuchillo y comprobar el estado de la masa.

Después de sacarlo del horno, lo dejamos 3 minutos y lo desmoldamos en un plato con cuidado de que no se separen las bolitas. Luego, le volvemos a dar la vuelta ya  en el plato de presentación y lo comemos calentito, arrancando trocitos de masa con los dedos. (¿De ahí vendrá el nombre...?)



 ¡Qué disfruteis mucho del Pan de Monos!



(*) Si no tienes un molde de corona te puedes fabricar uno. Simplemente necesitas un molde de bizcocho mondo y lirondo y una lata lavada y sin el papel de esas de tomate. Centras la lata y vas colocando las bolitas alrededor. Si vas a utilizar este invento para un bizcocho, yo te aconsejo llenar la lata de garbanzos secos o piedrecitas para evitar que la masa la levante.


miércoles, 22 de enero de 2014

Bartolos: De Asturias de toda la vida. ("De hoy no pasa" 13/01/14)

"Don´t you want me baby", versión del exitazo de los 80, por "Bahamas". 
Más tranquilo, más bonito... 

Os haré un resumen del tiempo que ha pasado desde que nos vimos la última vez: Viaje a Madrid, gripe terrible, vuelta a casa, últimos coletazos de gripe, un par de partidos de tenis moqueando, niños por doquier (los míos, los tuyos, los del otro...), compras de última hora y compras tan pensadas que olvidas que había dentro, comida, cena, desayunos y hasta meriendas pantagruélicas (¡Qué palabra tan bonita!), familia, amigos y deseo secreto de que todo aquello termine pronto. Vaya. Y va y termina de verdad. Vuelta al trabajo. Buenas noticias, más trabajo del que esperabas y la sensación de no llegar a todo. Finalmente llegar, con lo justo pero llegar. Estar feliz y agradecida por todo. Tener la sensación de que este año va a ser de los buenos. Esperar estar a la altura. Hacer un gesto con la ceja que indicando que "eso esperas de verdad". Darte cuenta de que no me estáis viendo y escribirlo. Sonreir por haberlo hecho y haber vuelto a escribir un gesto. Pensar que esto puede convertirse en una espiral. Salir de la espiral. Escribir la receta.Ya.

Bartolos

Esta receta la hice en el nuevo programa de la TPA "De Hoy No Pasa" y la verdad es que salió fenomenal y en mi casa se ha convertido en una receta imprescindible.

 Ingredientes y procedimiento:

1) Base

-1 Lámina de Hojaldre para la base. Ponemos nuestros moldes para tartaletas en fila de a 2. Si son grandes, la proporción será de 4 moldes por lámina y si son pequeños, entre 6 y 8.
Ahora colocamos la lámina de hojaldre encima y presionamos hasta que se marquen los bordes. Presionamos para cortarlos ya a la medida.  Retiramos el sobrante  y lo reservamos para adornar la superficie. 
Aprovechamos para encender el horno a 180º.

2)Relleno

- Ahora mezclamos en un cazo mediano:
  • 250 gr de Azúcar
  • 4 cucharadas de agua 
Y calentamos a fuego medio hasta obtener un alminar de hebra gruesa. Para que os hagáis una idea: es aún traslúcido (no transparente del todo) y cuando lo coges con una cuchara y dejas caer de nuevo el contenido, lo que queda hace una especie de bola a la que le cuesta caer. Si esta bola la ponemos entre el pulgar y el índice y separamos despacito los dedos, veréis  que hace una hebra gruesa. Pues ya está.
Lo retiramos del fuego y añadimos mientras le damos vueltas enérgicamente con una cuchara:
  • 3 yemas
  • 1 cucharadita de Brandy o Ron
  • 180 gr de Almendra Molida.
Y simplemente revolvemos hasta que quede una textura un tanto húmeda y manejable con la que iremos rellenando las tartaletas forradas con hojaldre.
En este paso, si queremos, adornamos con una tira de hojaldre (o con dos, o con tres, o con lo que te apetezca, pero lo "tradicional" es con una.
¡Al horno! Lo tendremos ahí durante unos 15-20 min. A mi me gustan tostaditos por arriba y muy jugosos en el interior.

3)Cobertura

Yo lo pincelé con un poco de Dulce de Membrillo casero rebajado con un poco de agua mientras aún estaban calientes, pero puedes utilizar Dulce de Manzana, Mermelada de Albaricoque... Esto les aporta un extra de sabor y les da brillo. 

Pues esto es todo. ¡Por un 2014 lleno de recetas!!!!

martes, 17 de diciembre de 2013

Christmas Pudding (Pudding de Navidad) Conexión Asturias 17-12-13

Hoy celebramos la Navidad con un dúo que a mí me encanta: "She & Him". Ella, por si lo habéis notado, es , efectivamente, Zooey Deschannel, la creadora, protagonista y productora de la serie "New Girl" acompañada por nada más y nada menos que Conan O´Brian. 
Un pequeño regalo para los cazadores de rarezas frikis.

Pero vamos rápidamente a lo que nos ocupa porque la explicación tiene miga. Nuestro querido y clásico a más no poder, "Christmas Pudding" inglés no es para nada dificil de hacer, pero sí que es importante que sigamos una serie de recomendaciones que he ido perfeccionando a base de pruebas, lecturas tan interesantes como la  Historia del Pudding de Navidad (En Inglés), y varias recetas antiguas, modernas y hasta escritas a mano en una servilleta. 

Puntos que he variado sobre la receta "de toda la vida":
  • Clásicamente, este pudding debería llevar dentro una moneda para que de suerte al que la encuentre, pero sinceramente, a mi me da un poco de asco. Por mucho que la esterilices y la envuelvas... no sé, manías mías, así que si os hace gracia, no dejéis de hacerlo.
  • Respecto a la cocción he de reconocer que me daban los siete males sólo de pensar que el pudding tenía que estar cociendo al baño maría durante, atentos... ¡ 6 HORAS!... A parte del gasto considerable de energía, yo, al igual que la mayoría de la gente, no puedo pasarme toooodoooo ese tiempo pendiente de la cocina. Estoy segura que a partir de la tercera hora, se me hubiese olvidado.
  • Así que en primera instancia, probé dividiendo la masa en moldes de flanes individuales y siguiendo el mismo   sistema. La ecuación era clara: A menos cantidad, menos tiempo de cocción. Efectivamente, pero aún así, seguía siendo mucho: 2 horas y cuarto nada menos. Llegados a este punto tuve una revelación. ¿Y por qué no probar con la olla rápida?. La opción me daba un poco de miedo. ¿Y si resultaba ser una herejía y Scotland Yard me encerraba en la Torre de Londres para los restos?... Humm... podría ser... pero...me armé de valor, me despedí de mi familia y amigos, saqué la olla rápida, miré a un lado y al otro y ¡zas! metí el pudding, cerré la olla con una estudiada naturalidad... y ¡voilá!, obtuve un resultado increible en sólo 1/2 hora: Textura estupenda, concentración de sabores y olores que nada tenían que envidiar al resultado tradicional. ¡Un punto para mí!
  • Y por último, comentaros que normalmente las recetas dicen que Brandy. Personalmente, creo que el Ron le va mejor. Es más dulce, pero sí lo preferís, podeís sustituirlo por Brandy. Lo que tengáis en casa.

Christmas Pudding.

Nadie debería empezar esta receta sin saber que va a necesitar un par de días para que los ingredientes cojan los sabores  del ron, la cerveza...

Primer día

Bañamos en un bol mediano los siguientes ingredientes:
-350 gr de Pasas
-100 gr de Ciruelas pasas (Sin hueso)
-100 gr de Azúcar
- 4 cucharadas de Ron
-100 ml de Cerveza Negra
Y lo dejamos tapado con film 24 horas en un lugar en el que no le de la luz directa.

Segundo Día

Mezclamos en un bol grande los siguientes ingredientes picados en trozos no muy pequeños.
-125 gr de Almendras (Crudas)
-125 gr de Almendras molidas
-100 gr de Pan Rallado
-100 gr de Cerezas Confitadas
-100 gr de Nueces
-50 gr de Harina
-100 gr de Mantequilla
-1/2 cucharadita de Nuez Moscada
-1 cucharadita de Canela
-3 Huevos grandes

Hasta que nos quede una masa a la que añadiremos el contenido del primer bol y dejaremos descansar durante otras 24 horas.

Tercer día: Montaje y cocción

Engrasamos con mantequilla un molde para flanes y le ponemos un circulito de papel de horno en el fondo. Cucharada a cucharada vamos apretando en su interior la masa del pudding sin rellenarlo del todo.
Ahora, cogemos un trozo de papel de horno y le hacemos un doblez como en la foto. Esto evitará que el papel se rompa cuando adquiera calor y se forme una bolsa de aire caliente en el molde.
Lo colocamos en la parte superior apretándolo con las manos por las paredes del molde.

Una vez realizado este paso, lo cubrimos con papel albal y lo atamos con una cuerda alrededor como en la foto y hacemos una pequeña asa para poder sacarlo cómodamente del baño maría.

Por último, colocamos una base dentro de la olla rápida (Yo coloqué un rallador de metal que tengo redondo) para que los moldes no toquen directamente con el fondo y ponemos el molde encima. Vertemos agua caliente hasta que cubra la mitad de molde y cerramos la olla, dejándola durante 1/2 hora. En ese momento apagamos y la dejamos sobre la vitro hasta que abra ella sola.

Punto final

Dejamos enfriar el molde sin abrirlo en la encimera y una vez templado ya podemos desmoldarlo encima de una fuente. 

Un último consejo/truco

Si los hacéis esta semana, yo os aconsejo que no los desmoldéis hasta Navidad. Simplemente cambiáis los papeles por unos nuevos y dejáis el pudding en el armario. Esto hará que siga macerando y adquiera más sabor y olor. De hecho, este pudding se debería hacer 5 semanas antes de Navidad pero... ¿quién se acuerda de esto en Noviembre?...

¡FELIZ NAVIDAD A TODOS!

Compártelo