lunes, 17 de noviembre de 2014

Tarta de Frutas de Otoño

99 Red Ballons by Nena.
Paz, amor y holocausto nuclear directamente desde los 80. 

No sé si sabéis que mi ocupación principal, la que me da de comer, es ser guionista. Bueno, no sé si soy o trabajo de, porque he de reconocer que no voy con una libreta  tomando cafés por los malasañas del mundo , apuntando ideas geniales para textos maravillosos, mientras me aparto el flequillo y con un gesto descuidado, me recoloco las gafas de pasta rojas. En realidad  paso  muchas horas ante el  ordenador, escribiendo las ideas de alguien y eso sí, participando en alguna que otra reunión divertida.  ¿Y esto que tiene que ver con la receta? Más bien nada, para que negarlo, pero es que llevo toda la semana pensando en el anuncio de la Lotería y en la polémica -Vedla aquí- de, como yo los llamo "UN SISALE".
Os pongo en antencedentes: los anuncios se presentan, a veces, a concurso y para intentar ganarlo se lleva una maqueta, que es una especie de borrador del anuncio,  y este borrador hay que grabarlo con un equipo técnico y artístico. Bien, como nadie sabe si va a salir (De ahí el "SISALE"), pues los de la agencia/productora deciden que no te van a pagar, pero todos entendemos que si sale el "sisale", evidentemente contarán con el equipo que les llevó a ganar. Pues sí, o no. Como no te pagan, no te hacen contrato y como no tienen contrato, luego hacen lo que les da la gana.
Esto ocurre también en el mundo del guión: Hazme un piloto a ver si sale. Un tratamiento a ver si sale. Y todos los "sisale" que se os ocurran. Ahora bien, ¿os imagináis esto en otros ámbitos de la vida?.

-¿Me das un kilo de mantequilla, unas manzanas, un kilo de azúcar y una docena de huevos? Es que voy a hacer una tarta para mi jefe, a ver si le gusta y me la compra (Ese es el SISALE)
-Aquí tiene. Son 7 €.
-No. No me has entendido. A mí todavía no me han comprado nada. Yo le llevo la tarta, y si le gusta y me la compra, pues todos contentos.
-¿Pero yo qué gano en todo esto?
-¿Cómo se puede ser tan insolidario?. Si no arrimamos  el hombro, de esta crisis no salimos.(Este es el LLORO)
-¿Y si no la compran qué pasa conmigo?
-Hombre, ¿pues qué va a pasar? No te voy a venir a pagar encima.
-¿Pero usted se compromete a comprar aquí cuando tenga que hacer otras tartas que sí le paguen?
-Preguntar eso está muy feo. Igual me enfado y ya no vengo por aquí nunca. Y además le digo a mis amigos que tampoco vengan, que en este mundillo nos conocemos todos.(Este es el MIEDO)
-Claro, claro. Tome la compra. Muchas gracias.
-Ah, ¿qué no me la llevas a casa?...Vaya mierda de servicio.

Pues eso, amigos, pues eso. Disfrutad de la receta, que esta sí que sale. (No he podido evitarlo. Jeje.)

Tarta de Frutas de Otoño

 Ingredientes y desarrollo.

1. Masa de Hojaldre Rápido


Mantequilla 250 gr
Harina 250 gr
Sal 1 cucharadita
Agua 110 ml

 Para esta masa necesitamos que la mantequilla esté fría. 

Mezclamos la mantequilla, la sal y el agua hasta que estén prácticamente integrados. Si tenemos amasadora, utilizaremos el gancho, si no, lo haremos con la mano. Una vez obtenida esta masa, añadiremos de una vez toda la harina y amasaremos, bien con la amasadora, bien con las manos hasta conseguir una masa homogénea un tanto pegajosa.
Llegados a este punto la volcaremos sobre la mesa previamente espolvoreada de harina y procederemos a estirar la masa con un rodillo haciendo un rectángulo lo más preciso que podamos.
Ahora doblaremos el rectángulo en tres: El primer doblez sobre el segundo y ambos sobre el tercero. Una vez conseguido esto, doblaremos la masa como si fuera un libro y estiraremos de nuevo. Repetimos la operación cinco veces más.
Reservamos la masa en la nevera dentro de un tupper cerrado.

 

1.B. Masa de Hojaldre ULTRARÁPIDO  

Compramos dos láminas de hojaldre en nuestro supermercado habitual.

2. Relleno

Para esta tarta  mi propuesta es la siguiente: Pelar y cortar en trocitos los siguientes ingredientes:


2 Manzanas dulces
1 lata pequeña de melocotones en almibar
2 Peras
2 cucharadas de nueces
1 cucharada de avellanas

 Reservar.

Y ahora mezclar en un bol grande:

2 cucharadas de azúcar moreno
2 cucharadas de maicena
1 cucharadita de canela
4 cucharadas de zumo de naranja.



Ahora añadimos las frutas a la mezcla de la maicena y la dejamos reposar mientras ponemos la mitad de nuestra masa de hojaldre en un molde para tartas de esos que se desmonta la base y son bajitos. No los de bizcocho que se desmolda el anillo. 

Vertemos el relleno en la base y espolvoreamos con un poco de azúcar blanco

Cortamos la otra mitad de la masa estirada en tiras y las vamos colocando en forma de reja o si queremos entera y con unos cortes en el centro para que no rompa con el calor. 

Sellamos el borde con la tapa y pintamos con huevo y espolvoreamos de nuevo con azúcar blanco o moreno. 

Metemos en el horno durante 30/40 min a 180º.

¡Qué la disfrutéis!

martes, 4 de noviembre de 2014

Caracolas de Cardamomo, Pasas y Azúcar Moreno

Que los tiempos cambian, eso es algo que Bob Dylan sabía bien..

Hoy os traigo por un lado, una receta estupenda y por otro un frío que pela. ¿Pero qué es esto? Yo creía que este año nos habíamos saltado el invierno. Que íbamos a ir directamente a la primavera y de ahí vuelta al verano. Pero no. Se ve que el invierno llega pase lo que pase, como las multas de tráfico y las malas operaciones de estética.
¡ Pues qué queréis que os diga! A mí me parece una canallada. Yo, que he cuidado el verano como si fuera un novio: que no me he puesto medias hasta ayer, que la semana pasada estuve en la playa y me mojé los pies, que me senté al sol y paseé sin chaqueta a las 7 de la tarde. 
Vamos, todo lo que se hace por un novio de esos que viven en Oslo pero que has conocido en tu pueblo y que cada día que pasa más allá del 31 de agosto sabes que al final el billete de avión se lo vas a tener que comprar tú, porque nada es gratis y mucho menos el amor de un nórdico o de un verano tardío. 

Reflexiones y suspiros de añoranza aparte, aquí está la receta de hoy.

Caracolas de Cardamomo, Pasas y Azúcar Moreno




 Ingredientes y desarrollo 

 Masa

Por un lado, mezclamos:
-310 ml de leche de soja (o de leche de vaca, pero a mí me gusta el toque dulce de la soja) y
 -60 gr de mantequilla derretida

Y por otro:
-80 ml de agua templada 
-25 gr de levadura de panadería (Los bloques de levadura)

Y por otro lado todos estos ingredientes:
-1 kg de harina blanca
-80 gr de azúcar moreno
-1 cucharadita de sal
-1 cucharadita de semillas de Cardamomo. (Abres la cápsula que los envuelve y dentro tiene unas pequeñas semilas negras. Eso será lo que utilicemos)

Luego haces un volcán con los ingredientes secos y en el centro vas añadiendo las dos mezclas anteriores. Con todo esto haces una masa que dejarás reposar en un lugar cálido (A mí me va muy bien dentro de una bolsa de congelar grande de IKEA, bien cerrada) durante una hora o hasta que doble su tamaño.
 
Esto que ves aquí son semillas de Cardamomo. Ultimamente se han hecho muy famosas por los Gin Tonic de diseño, así que podrás encontrarlas en cualquier gran superficie. 

 Relleno

 Derretimos:
-2 cucharadas de mantequilla 
Que mezclaremos con:
-2 cucharadas de Sirope de Arce (El de las tortitas. Sí... ¡Ñam!)
Reservamos y mezclamos a parte:
-100 gr de azúcar moreno  
- 2 cucharadas de ralladura de naranja
-120 gr de pasas.

Montaje

Cogemos la masa ya levada y la estiramos sobre una superfice enharinada formando un rectángulo de unos 30 cm x 45cm . La pincelamos con la mezcla de la mantequilla y el sirope y añadimos por encima el resto de ingredientes del relleno. 
Enrollamos la masa con cuidado desde el lado más largo y dejamos el final debajo del rollo.
Cortamos rodajas de masa y las ponemos sobre la bandeja (con papel de horno, claro) con un poco de separación entre una y otra, echadas sobre un costado.
Pintamos las caracolas con leche de soja o de vaca y dejamos levar, tapadas, unos 30 min más.
Precalentamos el horno a 180º y las metemos durante unos 25/30 min. 
Dejamos enfriar en una rejilla.

NOTA: Salen muchas, así que yo os propongo que congeléis la mitad de las caracolas sin hornear y así las tenéis listas para cualquier momento. Sólo tenéis que hornearlas con la misma temperatura y durante 40 min sin descongelar.

 
Se ha producido un error en este gadget.