martes, 4 de noviembre de 2014

Caracolas de Cardamomo, Pasas y Azúcar Moreno

Que los tiempos cambian, eso es algo que Bob Dylan sabía bien..

Hoy os traigo por un lado, una receta estupenda y por otro un frío que pela. ¿Pero qué es esto? Yo creía que este año nos habíamos saltado el invierno. Que íbamos a ir directamente a la primavera y de ahí vuelta al verano. Pero no. Se ve que el invierno llega pase lo que pase, como las multas de tráfico y las malas operaciones de estética.
¡ Pues qué queréis que os diga! A mí me parece una canallada. Yo, que he cuidado el verano como si fuera un novio: que no me he puesto medias hasta ayer, que la semana pasada estuve en la playa y me mojé los pies, que me senté al sol y paseé sin chaqueta a las 7 de la tarde. 
Vamos, todo lo que se hace por un novio de esos que viven en Oslo pero que has conocido en tu pueblo y que cada día que pasa más allá del 31 de agosto sabes que al final el billete de avión se lo vas a tener que comprar tú, porque nada es gratis y mucho menos el amor de un nórdico o de un verano tardío. 

Reflexiones y suspiros de añoranza aparte, aquí está la receta de hoy.

Caracolas de Cardamomo, Pasas y Azúcar Moreno




 Ingredientes y desarrollo 

 Masa

Por un lado, mezclamos:
-310 ml de leche de soja (o de leche de vaca, pero a mí me gusta el toque dulce de la soja) y
 -60 gr de mantequilla derretida

Y por otro:
-80 ml de agua templada 
-25 gr de levadura de panadería (Los bloques de levadura)

Y por otro lado todos estos ingredientes:
-1 kg de harina blanca
-80 gr de azúcar moreno
-1 cucharadita de sal
-1 cucharadita de semillas de Cardamomo. (Abres la cápsula que los envuelve y dentro tiene unas pequeñas semilas negras. Eso será lo que utilicemos)

Luego haces un volcán con los ingredientes secos y en el centro vas añadiendo las dos mezclas anteriores. Con todo esto haces una masa que dejarás reposar en un lugar cálido (A mí me va muy bien dentro de una bolsa de congelar grande de IKEA, bien cerrada) durante una hora o hasta que doble su tamaño.
 
Esto que ves aquí son semillas de Cardamomo. Ultimamente se han hecho muy famosas por los Gin Tonic de diseño, así que podrás encontrarlas en cualquier gran superficie. 

 Relleno

 Derretimos:
-2 cucharadas de mantequilla 
Que mezclaremos con:
-2 cucharadas de Sirope de Arce (El de las tortitas. Sí... ¡Ñam!)
Reservamos y mezclamos a parte:
-100 gr de azúcar moreno  
- 2 cucharadas de ralladura de naranja
-120 gr de pasas.

Montaje

Cogemos la masa ya levada y la estiramos sobre una superfice enharinada formando un rectángulo de unos 30 cm x 45cm . La pincelamos con la mezcla de la mantequilla y el sirope y añadimos por encima el resto de ingredientes del relleno. 
Enrollamos la masa con cuidado desde el lado más largo y dejamos el final debajo del rollo.
Cortamos rodajas de masa y las ponemos sobre la bandeja (con papel de horno, claro) con un poco de separación entre una y otra, echadas sobre un costado.
Pintamos las caracolas con leche de soja o de vaca y dejamos levar, tapadas, unos 30 min más.
Precalentamos el horno a 180º y las metemos durante unos 25/30 min. 
Dejamos enfriar en una rejilla.

NOTA: Salen muchas, así que yo os propongo que congeléis la mitad de las caracolas sin hornear y así las tenéis listas para cualquier momento. Sólo tenéis que hornearlas con la misma temperatura y durante 40 min sin descongelar.

 

1 comentario:

  1. Tienen que estar buenísimas estas caracolas, vaya pinta!
    Por cierto nosotros también vendemos los cardamomos y los envíos son gratis!
    Me guardo tu receta para probarla, un saludo.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.