martes, 5 de marzo de 2013

Tarta de Melocotón con Crema de Mascarpone al Chocolate

"I got you under my skin" Frank Sinatra.
Porque de vez en cuando nos apetece pasear por la ciudad como si los problemas se hubieran quedado en casa. 

Hoy escribo desde mi nueva cocina gris. Desde que vi el color en casa de mi buena amiga Ana, no me lo podía quitar de la cabeza, pero la verdad es que entre la mudanza, y el encontrar nuestras cosas entre la multitud de cajas, me había pasado este mes y medio sin volver a pensar en ello. Pero lo cierto es que al final todo vuelve a su cauce y ahora que me encontraba por fin más centrada y con algo más de tiempo útil,  me he remangado, y con la ayuda de mi amiga Elena a los pinceles y de mi amiga Marta, al montaje de un mueble nuevo de Ikea,(¡Gracias!) hemos conseguido en un tiempo record y con un coste muy ajustado, renovar una cocina que se estaba quedando un poco pasada. Porque no sé si lo sabéis, pero ahora el gris es el nuevo blanco (ya no hay revista de decoración que se precie que no te enseñe un salón gris, una cocina gris o una habitación gris) y la verdad es que queda genial. Por recomendación de Elena, le puse detalles en azul (Unos jarrones de Ikea de 9 €) y he comprado una tela también de fondo azul con estampado Toile de Jouy en tonos gris y piedra (como veis aquí) para hacer en algún momento un mantel estupendo.

Bueno, el caso es que estoy inspirada. Inspiradísima, diría yo. Y es que los cambios siempre sirven de revulsivo, de inspiración, de aliciente para hacer nuevas cosas y en mi caso, cocinar pasteles tan suaves y delicados como este:

Tarta de Melocotón con Crema de Mascarpone al Chocolate

 (En mi nueva cocina gris)

Ingredientes y Elaboración:

 -Separamos las yemas y las claras de 4 huevos y reservamos en dos boles pequeños.
 En un bol grande preparamos la mezcla de la harina:
 -200 gr de harina
- 1 cucharadita y media de levadura
-1/2 cucharadita de sal
-1/4 de cucharadita de bicarbonato (O Baking Soda si tenéis)
Reservamos.
Ahora mezclamos con las varillas hasta que quede una masa homogénea.
-120 gr de mantequilla ablandada
-50 ml de aceite de girasol o oliva suave.
-375 gr de azúcar blanca
 Y añadimos las yemas batidas con 1 tapón de vainilla.
  Cogemos 1 yogur natural y lo mezclamos con 1 cucharada de leche en un cuenco para que quede un poco más líquido y reservamos.

Resumiendo: En el bol de la batidora tenemos la mezcla de las yemas y el azúcar; en otro bol, la mezcla de la harina, y en un cuenco un yogur clarificado.

Pues bien, a la mezcla de las yemas, le vamos alternando tres cucharadas del bol de las harinas, y otra del yogur hasta que terminemos ambas mezclas y esté todo bien integrado.
  
En este momento, encendemos el horno a 180º con la rejilla en la parte media.

Una vez hecho esto, pasamos la mezcla resultante a un bol grande y
-Cortamos en pedacitos 4 mitades de melocotón en almibar (Si son muy grandes, sólo 3)
y las añadimos con cuidado para que se repartan por la masa.

¿Y las claras? Pues ahora van. 

-Montamos a punto de nieve las 4 claras que habíamos reservado y las incorporamos a la mezcla con una espátula y describiendo círculos envolventes de abajo arriba para que no se bajen y nos den ese toque etéreo que necesita la tarta.

Lo metemos en un molde de 20 cm con papel de horno en la base para evitar que se pegue y al horno durante unos 45 min o hasta que el cuchillo salga limpio.

Mientras se hornea, hacemos:

 Crema de Mascarpone al Cacao

Ingredientes y Elaboración

 Lavamos el bol de las claras y las varillas para utilizarlo para la Crema.
Mezclamos hasta obtener una masa homogénea:
-250 gr de Mascarpone
-120 gr de Mantequilla ablandada (pero no caliente ni derretida)
-60 gr de Cacao en polvo sin azúcar (Yo uso Valor)
-1 cucharadita de Vainilla

Y ahora le añadimos de 100 gr en 100 gr, 400 gr de Azúcar Glass batiendo con las varillas hasta que quede una crema untuosa. Si vemos que se nos va quedando poco manejable, le podemos añadir un poquito de leche (Cucharita a cucharita) hasta que adquiera la consistencia que queramos.

Esta crema debe quedar tapada en la nevera hasta su utilización. Quedará igualmente cremosa aunque pasen un par de días.

Por último, sacamos el bizcocho del horno y lo dejamos enfriar durante 10 minutos en el molde. Pasado ese tiempo, lo desmoldamos y esperamos a que enfríe del todo en una rejilla antes de cortarlo.

Corte y Confección. 

Una vez que el bizcocho esté frío, lo cortamos a la mitad para rellenarlo con  parte de la Crema de Mascarpone. Para ello, utilizamos una espátula o bien, un cuchillo y empezando desde el centro, vamos extendiendo la Crema hacia los extremos con movimientos circulares.
Ponemos la segunda capa del bizcocho y repetimos la operación, pero ya extendiéndolo también por las paredes de la tarta.
Este pastel, que pretende ser rústico, no hace falta que esté muy marcado. Es más, yo creo que queda más bonito si se notan las pasadas de la espátula, pero bueno, eso va en gustos.

Espero que disfrutéis de esta tarta que, con un sabor cremoso y una textura esponjosa, resulta perfecta para una fiesta de cumpleaños.

¡Os deseo un feliz miércoles!

 

-



  
 
 

5 comentarios:

  1. bufff, para ponerme a hacerla ya mismo

    ResponderEliminar
  2. Que tarta tan rica!! Me encanta!!! Esta me la anoto, que si este fin de semana me pilla con ganas, seguro que cae, jejeee!!

    ResponderEliminar
  3. Es riquísima. Muy suave y muy esponjosa gracias a las claras. Muy sencilla de hacer, además. Si la hacéis, por favor, mandadme una foto!!!

    ResponderEliminar
  4. Felicidades por tu blog!

    Si entras en el mío www.coulisinquieto.blogspot.com.es recibirás una sorpresa...optas al premio BEST BLOG

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paz!No había visto tu comentario!!! Me voy a visitarlo!!!

      Eliminar

Se ha producido un error en este gadget.