viernes, 27 de enero de 2012

En ocasiones veo tartas.

Hoy me he levantado tratando de recordar de dónde demonios me viene a mi este amor por la pastelería. Bueno, en realidad lo sé de sobra, pero me gustaba empezar mi primera entrada con una cierta elegancia casual. En fin, recordando, recordando, llegué hasta mi cocina, abrí mi armario de libros (De cocina, claro. Las novelas las guardo en el salón a falta de una estupenda biblioteca de roble en dónde además, pueda tomar el té, pero eso es otra historia) y encontré el Primer Libro, la Madre de todas las Cupcakes y el Padre del Pastel de Calabaza. La Biblia ochentera y multicopista de mi abuela, en el que colaboraron todas sus amigas escribiendo en él sus mejores recetas. Porque no os lo he dicho, pero una de mis abuelas vivía en Iowa (USA), o más bien, yo vivía allí y ella accedió a ser mi abuela. Y como una buena abuela americana, me preparaba pastel de calabaza, tartitas de ruibarbo, chocolate chips cookies y unas tartas de gelatina con queso de colores que me hacían llorar de la emoción. Con ella pinté mis primeras galletas en Navidad (Atención: Eso fue en el siglo pasado. 1994 para ser más exactos y sí, ya había gente decorando galletas sin darse importancia ni nada), embadurné unos cuantos pasteles con crema de mantequilla y les hice florituras con una manga pastelera. ¡Ah! Y las cupcakes nos las tomábamos para desayunar los domingos recién hechas con un café gracias a que mi madre había decidido que los domingos debían ser memorables. ¡Y vaya si lo eran!.
Así que, en memoria de esos domingos tomando cupcakes en la cocina mientras fuera nevaba que daba gusto y los niños rezábamos porque la nevada fuese lo suficientemente grande para no poder ir al colegio al día siguiente, os dejo esta sencilla y sabrosa receta sacada directamente de mi primer libro de cocina:

Mi primer libro de recetas. Regalo de mi abuela, Grandma Fopma.
"HAPPY DAY CAKE" por Kathleen Fopma
  • 200 gr de mantequilla
  • 2 huevos
  • 240 ml de leche
  • 1 tapón de esencia de vainilla
  • 280 gr de harina de repostería
  • 1/2 sobre de levadura
  • 1 cucharadita de sal
  • 300 gr de azúcar
Mezclamos la harina, la levadura, el azúcar y la sal. Añadimos la mantequilla en pomada (y cortada en trocitos. ¡Para qué hacérnoslo dificil!) y la mitad de la leche. ¡Eh! ¿Estás precalentando el horno a 170º?. Si no, éste es el momento. Sigamos: Batimos la mezcla durante un par de minutos y añadimos lo que queda de la leche, los huevos y la vainilla. Lo batimos dos minutos más y volcamos la mezcla en un molde.  En este momento, introducimos el molde en el horno y nos olvidamos de él hasta que -en media hora más o menos- toda la cocina huela de maravilla y sea hora de sacarlo.  Y mientras se enfría, podríamos completar nuestra felicidad con esta estupenda cobertura de azúcar moreno:
  • 100 gr de azúcar moreno
  • 30 gr de mantequilla
  • 100 ml de leche
  • 1 tapón de extracto de vainilla
Ponemos todo los ingredientes en un cazo y lo calentamos suavemente hasta que se disuelva el azúcar. Ponemos la mezcla en un bol y dejamos que se enfríe. Cuando ya está fría, le echamos azúcar glass hasta que quede una masa parecida a una líquida pasta de dientes batiéndola con las varillas (Si tienes una pequeña amasadora de varillas o un Thermomix, mejor que mejor. ¡Eso que te ahorras! ). Cuando ya esté, la viertes sobre tu bizcocho hasta cubrirlo y dejas que se endurezca la superficie. Cuando lo pruebes, te aseguro que tendrás UN DÍA VERDADERAMENTE FELIZ.




6 comentarios:

  1. Bueno Raquel, esto es un principio...Me encanta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elena! Me he propuesto que sea semanal, así que todos los jueves espero poner una entrada nueva. ¡Un beso!

      Eliminar
  2. ¡Me encanta! Voy a hacerlas todas, y te iré mandando fotos!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Por favor! Mándame fotos de lo que hagas. ¡Me gustaría mucho!

    ResponderEliminar
  4. Hola Raquel, como ya te dijeron, el bizcocho tuvo mucho éxito,no quedó ni una miga y eso es muy buena señal... gracias por compartir tu recetario y experiencia.
    Ah! y sobre todo por haber endulzado mi cumple, je,je.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias a ti!! Y que buena idea la de añadirle nubes. ¡Te la copio!
    Un beso

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.